logo of Morocco travel tribe

1O DÍAS VIAJE DESDE CASABLANCA A DESIERTO

Descripciones

Descubrir las maravillas de Marruecos en esta de 10 días  viaje desde Casablanca. Visite Rabat, Meknes, Fez y Marrakech, cuatro ciudades reales. Viaje a través de rutas históricas de caravanas en el desierto, durmiendo entre dunas sahara y escuchando música tradicional bereber por la noche. Antes de caminar por las tierras altas del Alto Atlas hacia la concurrida Marrakech, via kasbahs de paredes antiguas y un oasis secreto. Explorando las ciudades portuguesas de Essaouira (Mogador) y El Jadida.

Los destacados de: 10 días de viaje desde Casablanca

  •  Casablanca, visita de la mezquita Hassan II
  • Pasear en calles azules de Chefchaouen.
  • Visita la Fez medieval, explore los zocos, las curtidurías y la artesanía.
  • Explorando las dunas de arena, los oasis, los valles secretos y las antiguas kasbahs del desierto.
  • Cruzando alto atlas y visitando marrakech
  • Disfrutando de su viaje en la costa de Essaouira y El jadida

Itenerario: 10 días de viaje desde Casablanca

  • DÍA 1: CASABLANCA, RABAT, CHAUEN

    Bienvenidos a Casablanca, una sofisticada ciudad costera. La mezquita Hassan II, una estructura relativamente reciente y gigantesca, es la principal atracción de Casablanca. Fue inaugurado en 1993 y se encuentra en un afloramiento que se proyecta hacia el Atlántico, ofreciendo impresionantes vistas. Cuenta con una torre de 210 metros, lo que lo convierte en el edificio más alto de Marruecos y el minarete más alto del mundo. Esta mezquita también es notable ya que es una de las pocas mezquitas del país donde se permite la entrada a los no musulmanes. Realice una visita guiada para ver exquisitos ejemplos de artesanía marroquí e islámica. Viaje hacia el norte hasta los callejones de tonos azules de Chefchaouen en las montañas del Rif, deteniéndose a lo largo de la ruta en Rabat, la actual capital de Marruecos. Investiga las fortificaciones medievales de Chellah. Visite la puerta de Bab Oudaia y la Kasbah des Oudaias, una fortaleza erigida durante la época almohade en el siglo XII. La Torre Hassan, una torre de la mezquita terminada y el mausoleo de Mohamed V, es la siguiente parada. Continúe hacia el norte hasta Chefchaouen. Chefchaouen se traduce como "dos cuernos" después de los dos picos que se elevan sobre la aldea de la ladera. Explore las empinadas calles empedradas y vea las hermosas estructuras de tonos azules. Relájese con un té de menta en Place Outa el Hammam antes de visitar las diferentes tiendas. Explore la Kasbah vecina (fortificación) y su castillo y mazmorra del siglo XV. A medida que el día llega a su fin, diríjase cuesta arriba hacia la Mezquita blanca Española abandonada para echar un último vistazo a Chefchaouen mientras se pone el sol.

  • DÍA 2: CHAOUEN, MEKNES, FEZ

    Después de conocer a su conductor, salga hacia Fez. Para ver los restos romanos de Volubilis, detenga para estirar las piernas. Fue construido en el siglo III a.C. y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Luego, toma un momento para explorar Meknes. Meknes, que es una versión más pequeña de Fez, tiene una medina más tranquila ,Meknes es relativamente grande, pero los dos principales puntos de atracción son la Villa Imperiale (Ciudad Imperial) y la medina manejable. Observa el mausoleo de Moulay Ismail y la enorme puerta de Bab al-Mansour. A continuación, continúe hacia el este hasta Fez.

  • DÍA 3: EXPLORA FEZ

    Fez es la ciudad imperial más antigua de Marruecos y una de las más intrigantes y emocionantes de visitar. Cuenta con la medina más completa del mundo árabe y se ha mantenido notablemente inalterada desde su creación hace más de 1000 años. Con frecuencia se considera el centro cultural del país y se divide en tres secciones: dos áreas de medina, Fes el Bali y Fes el Jdid, y la Ville Nouvelle, más contemporánea e influenciada por la colonia francesa. Conozca a su guía y pase medio día aprendiendo sobre la historia y la cultura de las medinas mientras recorre los estrechos callejones.Comience en Fes el Bali en la puerta de Bab Boujeloud y diríjase a la carretera principal de Talâa Kebira. Mientras recorres tiendas y zocos, toma nota de la arquitectura con influencias españolas y tunecinas. Las curtidurías son uno de los sitios más inusuales de la antigua Medina y la curtiduría Chouara no es una excepción. Suba al techo de una tienda de cuero adyacente para echar un vistazo más de cerca a las ollas de tinte del siglo XI y a los trabajadores que trabajan con técnicas centenarias. Continúe hasta la Madrasa Al Attarine del siglo XIV, un impresionante ejemplo de arquitectura y artesanía marroquí con delicados azulejos zellij. Desde allí, diríjase a la Universidad Al-Qarawiyyin, que se encuentra cerca de la Mezquita Al-Qarawiyyin (859 d. C.) y es una de las universidades más antiguas del mundo que aún funciona. Aunque la mezquita está disponible únicamente para musulmanes, hay algunos lugares donde los visitantes pueden echar un vistazo a su interior bellamente adornado. Antes de retirarse por la noche, los aficionados a la comida pueden optar por tomar una clase de cocina y aprender a crear una cena tradicional marroquí.

  • DíA 4: Atlas Medio: Erfoud, Merzouga y el Sahara

    Comience el día temprano y diríjase al sur hacia Merzouga. Ascenderás 2.178 metros por el paso del Col du Zad y atravesarás los cedros de las montañas del Medio Atlas a lo largo de la ruta. Disfrute de las vistas de los monos macacos nativos de Berbería antes de detenerse a almorzar en Midelt (la 'ciudad de la manzana'), donde podrá disfrutar del río Moulouya que lo rodea. Continúe por el paso de Tizi n'Talremt y hacia el valle de Ziz, famoso por sus oasis escondidos y grupos de palmeras. En el camino, serás testigo de varias mansiones fortificadas conocidas como ksars, que fueron diseñadas para salvaguardar productos valiosos como oro, sal y especias. Continúe hasta Erfoud, que es famoso por su festival de dátiles y minería de fósiles. Puede obtener más información sobre el proceso y conocer a algunos artesanos locales visitando un colectivo local. Continúe hasta Erg Chebbi, un vasto mar de dunas de arena que abarca 13,5 millas cuadradas (35 kilómetros cuadrados). ¡Las enormes dunas nunca están inmóviles, cambiando y moviéndose con el viento cambiante! Cuando llegues a Merzouga, cambia de marcha y monta en camello por las dunas hasta tu tienda de campaña ya preparada. Suba a una duna de arena cercana para ver la puesta de sol antes de regresar al campamento para disfrutar de una deliciosa comida y pasar el tiempo descansando alrededor de la fogata.

  • DÍA 5: Pueblos del desierto, Rissani, Ouarzazate

    Observe el amanecer antes de alquilar sand-boarding para poner a prueba sus talentos. Deje las dunas y viaje a Khemliya para ver una comunidad típica sahariana con personas que son originarias de las profundidades de África. Continúe hacia el oeste para ingresar a Rissani a través de una espectacular puerta. Rissani, una ciudad comercial, tiene una subasta de ganado y tiene un "estacionamiento para burros", ¡una vista que vale la pena (escuchar) y experimentar! Antes de llegar al desfiladero de Todra, de 300 metros de profundidad, diríjase al árido asentamiento de Tinerhir. Tendrá tiempo para explorar el desfiladero y refrescarse en el río Todra, poco profundo. Explora el Valle de las Mil Kasbahs. Muchas kasbahs se encuentran actualmente en ruinas, mientras que algunas todavía están habitadas por residentes locales. Incluso se podían ver nómadas pastoreando su ganado. Continúe hacia el oeste hasta Kelaa M'gouna. Conocida por su Festival de las Rosas, esta área cuenta con tierras de cultivo sustancialmente cuidadas rodeadas de fragantes rosales. Continúe hacia el oeste hasta Ouarzazate.

  • DÍA 6: Kasbah de Aït Ben Haddou y pase por el Alto Atlas a Marrakech

    Comenzando tu día con la visita Ait Ben Haddou, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se originó en el siglo XI, cuando mantuvo una posición importante a lo largo de la ruta comercial transahariana entre Marrakech, Ouarzazate y el desierto del Sur. Siga las pequeñas calles hasta el Granero para disfrutar de una vista panorámica del campo circundante. Ascienda la cordillera del Alto Atlas, observando el pico más alto, el Monte Toubkal, 4.167 m. Deténgase en la cima del paso Tizi N'Tichka, 2.260 metros, para disfrutar del paisaje. La temperatura y el ambiente cambian drásticamente a medida que desciendes por el Alto Atlas. Pronto serás parte del ajetreo y el bullicio de Marrakech. Después de un largo día de conducción, regístrese en su hotel y disfrute del resto del día como elija. La plaza más grande y concurrida de África, Jemaa el-Fna, cobra vida temprano en la noche con músicos, animadores, encantadores de serpientes, juegos y puestos de comida, un entretenimiento general. Si quieres ver el espectáculo desde lejos, ve a uno de los numerosos cafés que rodean la zona y come.

  • DÍA 7: Marrakech: Explorando la ciudad

    Marrakech, conocida como la" Ciudad Roja " debido a sus muros y edificios de arenisca roja, fue una vez una importante capital comercial para las tribus de las montañas del Atlas y ahora es una intrigante metrópolis imperial antigua. Comience su exploración de la antigua medina de Marrakech visitando la Mezquita y los jardines de Koutoubia. Aunque a los no musulmanes no se les permite ingresar a la mezquita, vale la pena ver sus cimientos del siglo XII y su torre de 77 metros de altura. Visite las fuentes y estanques del jardín adyacente. Explore el intrincado laberinto de zocos escondidos detrás de restaurantes y tiendas habituales utilizando sus sentidos. Para especias, carpintería y babuchas (zapatillas tradicionales marroquíes), visite Souk el Attarin, Souk Chouari y Souk Smata. Para presenciar cómo se tiñen las telas y los hilos mediante procesos tradicionales, diríjase al Zoco de los Tintoreros o al zoco de los tintoreros. A continuación, aprecie la Madrasa Ben Youssef, una escuela coránica del siglo XVI, por su magnífico ejemplo de arquitectura islámica marroquí y el exquisito detalle de su interior: techos de cedro tallados, yeso esculpido y azulejos zellij.

  • DÍA 8: MARRAKECH A ESSAOUIRA

    Su conductor lo llevará hacia el oeste después del desayuno hasta la costa atlántica y la pintoresca ciudad costera de Essaouira. El camino lo lleva a través de grandes pastizales ondulados y bosques autóctonos de argán. Si tiene suerte, puede encontrar cabras alimentándose de frutos de argán en los árboles, lo cual es común cuando el pasto es escaso o no está disponible. A lo largo del viaje, puede detenerse en una Cooperativa de Aceite de Argán para aprender cómo se cosecha el valioso aceite de la nuez. Llegue a la tranquila ciudad portuaria de Essaouira, un cambio bienvenido de la bulliciosa Marrakech, y pase el resto del día como desee. Camine a lo largo de la orilla en la Skala de la Kasbah (las murallas costeras del siglo XVIII). Viejos cañones de latón flanquean las paredes y brindan magníficas vistas del Atlántico, que fueron diseñadas por ingenieros europeos. Antes de dirigirse a la playa azotada por el viento, explore la medina protegida por la UNESCO. A los fanáticos de Jimi Hendrix les gustaría tomar un corto viaje en taxi a Diabat, al final de la playa de Essaouira, donde supuestamente pasó algún tiempo .

  • DÍA 9 : ESSAOUIRA, EL JADIDA

    Continuamos nuestro recorrido hasta el Jadida (mazagan), nuestro viaje será hasta la próxima carretera de la costa . El Jadida, también conocida como Mazagan en bereber, es una antigua ciudad portuguesa en la costa atlántica de Marruecos. El Jadida, una ciudad fortificada tomada por los portugueses en 1502 y gobernada hasta 1769, es famosa por su ciudadela, murallas, bastiones, tanques y puerto. Visite la histórica medina, el renovado consulado, la catedral y el Mausoleo judío. Visite el Palais Andalous, un hotel propiedad de la ciudad de El Jadida y una obra de arquitectura tradicional marroquí. Descubra la artesanía marroquí en las puertas talladas, columnas, azulejos zellij, techos de cedro pintados y molduras de yeso talladas. El Jadida también tiene varias playas. Tómese un descanso para almorzar mariscos en una de las varias playas de El Jadida. Dé un paseo por la orilla y vea los monumentos y la arquitectura de la época del Renacimiento. Investigue las iglesias, sinagogas y mezquitas de la zona. El Jadida alberga el único minarete pentagonal del mundo.

  • DÍA 10: EL JADIDA AL AEROPUERTO

    Traslado al aeropuerto de Casablanca

Info : 10 días de viaje desde Casablanca

La ruta incluye
No incluye

Si nuestro itinerario no se adapta a sus necesidades, no dude en ponerse en contacto con nosotros y estaremos encantados de personalizar sA viaje según sus preferencias. Su satisfacción es nuestra primera prioridad, y vamos más allá para asegurarnos de que su viaje cumpla con sus expectativas. Háganos saber cómo podemos ayudarlo a tener el mejor viaje posible que realmente se destaque del resto.

VIAJE TODOTERRENO

VIAJE DE NOMADAS

VIAJE DESDE FES

síguenos en